The Farm… La ‘Granja’ que cultiva los sentidos

 

Fotos: Jose Maria Guadamuro

Edición: Helen Vossenberg

Texto: Prinsesa Sanchez

 

elio-the-farm_743x1200 maria-the-farm_878x1200

La cocina puede ser honesta. Es el nuevo concepto gastronómico que The Farm introduce en Marbella. Un restaurante que apuesta por la verdad de las materias primas locales y huye de las falsas preparaciones de humo sin fuego.

1_1600x1103

La tradición no está reñida con el vanguardismo en los fogones de esta particular ‘Granja’ en pleno centro histórico marbellí. Recetas novedosas pero no imposibles se intercalan en un menú que sorprende por su sabor, no por su nomenclatura.

4_1600x1010

La tabla de jamones ibéricos no desentona junto al ‘Risotto’ de trigo sarraceno con mermelada de remolacha y queso fresco. La crema de calabaza con aceite de oliva virgen extra de Arberquina de Ronda y polvos de cecina marida a la perfección con la Tempura de vegetales de temporada. Y todas casan bien con el ‘Carpaccio’ de remolacha en salsa de rábano picante con pescado ahumado. Y apenas son los entrantes.

img_8001-2_1600x1200

img_8009-2_1600x1200

3_1600x1067

5_1600x1067

Como platos principales,The Farm rompe con su pescado salvaje con guarnición del día o su carrillada de cerdo en salsa blanca y pipirrana de manzana. El restaurante sienta cátedra culinaria con su Pasta orgánica con pesto de nueces, berenjenas y tomate seco. Tenedor y cucharan bailan al ritmo de un paladar que se rinde ante los ‘chefs’ de este nuevo espacio que ha tomado posesión del pozo viejo de la Plaza Altamirano.

A los pies de un cliente omnívoro, las opciones son delicia en una carta que oferta menús vegetarianos y carnívoros. Sin que falte un buen vino Ribera del Duero ni un Rioja; pero sin olvidarse de los amantes de la cerveza. Pero orgánica. Y, por qué no, tampoco de los de los refrescos de cola. Pero sin recetas secretas.

6_1600x1039

El marco para degustar la innovación es tan variado como divertido. The Farm pone sillas a los deseos de quien prefiere sentar fuera, en una terraza abierta a la historia de la ciudad dorada de la Costa del Sol o dentro, en un salón de paredes blancas andaluzas pero con mobiliario de gusto renovador. El patio se reserva para los auténticos fanáticos ‘Farmers’. Cajas de vistosos vegetales y dos conejitos que se pasean libres y hacen las veces de auténticas mascotas vivas del espacio. Ese marco, unido al respeto y atención de propietarios y profesionales hacen de The Farm lugar de visita obligada para los poseedores de los cinco sentidos más sensibles y exigentes.

7_1600x979 8_1600x1067

Y el postre no queda para el final, es un tique de vuelta. Una tarjeta de despedida que garantiza la vuelta del comensal. Porque no es fácil olvidar el Pastel de algarroba con compota de fruta de temporada y mucho menos la ‘Mousse’ de chocolate negro con garrapiñadas. Y así, sin más, la sonrisa se dibuja sola en un lugar diferente con los mejores productos y preparaciones de siempre.

img_8014-2_1600x1200

10_1600x1067

11_1600x908

2_1600x1067

Mas Info: website The Farm

 

 

 

Comentarios recientes

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *